¿Caos u orden?

 

26_victoriagaitan

 

Todos los procesos creativos, suponen ciertas condiciones para desarrollarse. Quienes estén expuestos a una tarea que involucre la generación y la gestación de ideas, pueden percatar que, con el tiempo, los espacios se van condicionando según del tipo de tarea que se realice, y se van dotando de los matices propios de la personalidad de quienes trabajen en ellos.

 

“Siento como si los artistas no escondieran nada”

-Robinson

 

Es cómo si cada uno se pudiera traducir en esos espacios. “Siento como si los artistas no escondieran nada”, dice E. Brady Robinson, fotógrafo americano, que recientemente publicó un proyecto que se inició de forma accidental, pero que más tarde lo llevó a explorar sobre los espacios creativos.

La serie – denominada “Art Desks” – expone el día a día de artistas, críticos, curadores, comunicadores y creativos de muchas otras áreas a través de imágenes de sus espacios de producción.

 

26_andreapollan

Esto lleva a cuestionarnos sobre las características con las que un espacio debe cumplir para volverse propicio para la tarea creativa. Mientras que algunos se alinean a la rigidez de un orden más estructurado y racional, otros, deciden convivir en espacios desprovistos de una organización especifica, muchos de ellos, ahogados en bocetos, referencias, materiales de soporte y todo aquello que pueda sumar para crear una determinada atmósfera.¿Cuál es la fórmula indicada?

En el siguiente estudio, publicado por la Carlson School of Management, de la Universidad de Minnesota, se explican una serie de experimentos donde grupos de personas eran expuestos a ambientes organizados en diferentes niveles o lo contrario.

En el primer experimento, se solicitó a los participantes que completaran cuestionarios en espacios organizados y desorganizados, para que luego finalmente tuvieran la opción de donar a la caridad y elegir entre una manzana y una barra de dulce. El resultado fue el siguiente:

Los participantes que estuvieron expuestos a ambientes ordenados, fueron más propensos a donar más y a elegir la manzana sobre la barra de dulce. De cierta forma, la gente realizó eso que se esperaba de ellos, en comparación al grupo expuesto a un espacio menos organizado.

En otra prueba distinta, los participantes debían asignar todos los usos posibles que podría darle a una pelota de ping-pong. Esta es una prueba que se realiza normalmente para medir los niveles de creatividad.

Y esta vez, los espacios menos ordenados son los que resultaron más propicios en número de resultados.

En una conclusión más general el estudio afirma:

Los ambientes mas organizados promueven la convención y opciones saludables, que podrían mejorar la calidad de vida ayudando a que las personas sigan normas sociales e incrementando el bienestar. Ambientes desordenados estimulan la creatividad, que tiene una amplia importancia en la cultura, negocios y en las artes.

¿Cómo utilizar esto a favor?

La exposición a un ambiente menos rígido y ordenado, tal vez pueda influir enormemente en el momento de la generación de ideas. Cuando de ejecución se trate, la exposición a una atmósfera más controlada, nos permitirá también traducir el proceso lineal de evolución del proyecto en resultados efectivos.

¿Caos u orden?, caos y orden.

 

Leave a Comment